fbpx

Cinco Hechos Reales Acerca de la Ley Jones

Hay muchas ideas erróneas sobre la industria marítima y la Ley Jones, pero es crucial separar los hechos de la ficción. A continuación hay cinco hechos reales acerca de la Ley Jones y el comercio marítimo entre EE.UU. y Puerto Rico.

Solamente los bienes transportados entre Puerto Rico y los EE.UU. continentales están sujetos a la Ley Jones

El Puerto de San Juan en virtud de la ley no es diferente a ningún otro puerto de los EE.UU. La mercancía puede ser importada y exportada desde cualquier parte del mundo, y se puede hacer negocios con cualquiera en cualquier momento. En el 2011, según la GAO, dos terceras partes de los barcos que le servían a Puerto Rico eran barcos extranjeros. Cincuenta y cinco porteadores extranjeros diferentes le proveyeron carga importada a Puerto Rico en un solo mes, según lo citó como ejemplo la GAO. Las compañías navieras extranjeras compiten directamente con las compañías navieras estadounidenses en un mercado de transporte altamente competitivo.

Comparar los barcos de bandera estadounidense bajo la Ley Jones con los barcos de bandera extranjera es como comparar “chinas con botellas”

En la mayoría de las naciones marítimas existen leyes de cabotaje que aplican al transporte aéreo, marítimo, ferroviario y por carretera. Un estudio de la GAO encontró que los barcos de bandera extranjera no están sujetos a las contribuciones de EE.UU., la inmigración de EE.UU., la seguridad de EE.UU. y otras leyes de EE.UU. Los barcos de bandera extranjera que operan en el comercio nacional estarían sujetos a las mismas leyes que los barcos de bandera estadounidense, lo cual afectaría grandemente cualquier ahorro percibido en el costo. La Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO) encontró que: “A los porteadores extranjeros que operan en el comercio costero de los EE.UU. se les podría requerir que cumplan con otras leyes y reglamentos de los EE.UU. que pudieran aumentar los costos de los porteadores extranjeros y pudieran afectar las tarifas que estos pudieran cobrar”.

La Ley Jones asegura que el servicio entre los Estados Unidos y Puerto Rico sea consistente y confiable

Muchos de los bienes importados a PR son perecederos, por tanto, la entrega a tiempo es importante. Los porteadores bajo la Ley Jones satisfacen las exigencias en tiempo real de los gerentes de inventario de importaciones de la Isla que dependen de envíos rápidos para llenar estantes, en lugar de almacenar. Según un estudio de la GAO sobre el impacto de la Ley Jones en Puerto Rico: “Si se eximiera de la Ley Jones, los porteadores extranjeros que actualmente sirven a Puerto Rico como parte de una ruta comercial de múltiples paradas probablemente continuarían este modelo para dar cabida a otras rutas de transporte hacia y desde otros destinos en el Caribe o mercados mundiales en lugar de proveer un servicio dedicado entre los Estados Unidos y Puerto Rico, como lo hacen los actuales porteadores bajo la Ley Jones. Las rutas comerciales más largas de múltiples puertos hacen que sea difícil garantizar que el servicio programado será consistentemente confiable, porque los porteadores están más propensos a experimentar retrasos debido a las condiciones del tiempo o retrasos en los puertos y podrían incluso en ocasiones pasar por alto algunos puertos intencionalmente para compensar el tiempo de viaje perdido.”

Los costos de transportación no son necesariamente más altos en Puerto Rico cuando se utilizan barcos bajo la Ley Jones, según la GAO

El estudio de la GAO encontró que hay demasiados factores que afectan el costo de la transportación y, en última instancia, el precio de los bienes de consumo en Puerto Rico para poder identificar un costo específico de la Lay Jones, si alguno. La GAO completó el estudio más importante que se haya realizado de la Ley Jones en Puerto Rico, realizado por una fuente independiente, no-partidista, y dijo específicamente que no podía cuantificar aumento específico alguno en el costo de la transportación debido a la Ley Jones.

 

Los comercios de transporte nacional puertorriqueño están entre los más competitivos de los Estados Unidos, con inversiones en barcos nuevos para satisfacer la creciente demanda del Estado Libre Asociado. GAO dijo que, en efecto, las tarifas en los comercios de transporte puertorriqueños bajaron entre los años 2006 – 2010. Las principales compañías de transporte nacional que sirven a Puerto Rico están entre las más grandes y más exitosas de los Estados Unidos. Las compañías están invirtiendo actualmente cientos de millones de dólares en embarcaciones nuevas con tecnología de vanguardia e infraestructura para servirle mejor al Estado Libre Asociado. Los negocios y los ciudadanos puertorriqueños se benefician de esta intensa competencia y compromiso por parte de las empresas de transporte estadounidenses.

—–

Lista completa: http://www.gao.gov/assets/660/653046.pdf